El epigrama satírico de A. S. Pushkin y la crítica literaria de su tiempo

López Arriazu, Eugenio
General

En el lapso de diez años, entre 1801 y 1811, aparecieron en Moscú y San Petersburgo unos ochenta y cuatro periódicos, gacetas y “revistas” (Debreczeny, 1969). Ya existían además dos almanaques literarios importantes, Aglaia, fundado por Karamzín en 1794, y Aonidi, fundado en 1796 también por Karamzín, en el que figuraban representantes de la vieja escuela como Jeraskóv y Derzhavin, y de la nueva, como el mismo Karamzín y Vas. Pushkin. El éxito de estos almanaques favorecerá la publicación de otros. Tan solo entre 1827 y 1832 aparecieron entre diez y diecinueve colecciones anuales; en 1839, catorce. Es en este contexto de efervescencia que se desarrolla la labor literaria y crítica de A. S. Pushkin.