Elevar la historia a mito, preservar la memoria: Los Persas de Esquilo

D’Andrea, Patricia Liria
General

La tragedia de Esquilo Los Persas, única de tema histórico, pone en escena la recepción de la derrota persa en Salamina a manos de la flota griega, en el contexto de las Guerras Médicas. En la obra el acontecimiento histórico está elevado a la categoría de mito, a través de diferentes recursos discursivos y de su propio marco genérico. La representación esquílea es retomada inclusive por el discurso herodoteo, en cuyo relato pueden encontrarse reflejos de su antecesor trágico. El gesto de mitificar el hecho implica transformarlo en paradigma. En efecto, tanto el mensajero como Darío insisten en “no olvidar Atenas”: se busca guardar la memoria de lo acontecido. En esta mitificación el dramaturgo incluye a los personajes y las situaciones, del mismo modo que aparecen en las vasijas representaciones de amazonomaquias, gigantomaquias y centauromaquias, en donde el guerrero griego es el hoplita desnudo, disciplinado y armado con lanza, mientras que el enemigo tenía abigarrada vestimenta oriental (que incluye persas y otros, como escitas, tracios, etc), está armado con arco y actúa en desorden. La iconografía posterior, en efecto, como puede verse en la cerámica, recoge esta gesta como un hecho heroico, en donde humanos y divinidades conviven.