Falsos participios: una mirada desde la Teoría de los Bloques Semánticos

García Negroni, María Marta
General

Los participios son la forma no finita del verbo con terminación en –ado/-ido, que se caracteriza por conformar la frase verbal de tiempo compuesto y la pasiva, entre otras perífrasis verbales con valor perfectivo o resultativo. A pesar de que suelen actuar como adjetivos y que, como estos, varían en género y número, existen participios que llamamos falsos participios y que se comportan como verdaderos sustantivos (cf. las vueltas, los puestos).
En Ramírez Gelbes (2009), demostramos que los falsos participios estativos derivan de verbos estativos delimitados. En esta presentación, mostraremos que los falsos participios dinámicos pueden derivar de verbos tanto atélicos como télicos (Comrie, 1976; Miguel Aparicio, 1999). Aun así, hay una diferencia entre unos y otros falsos participios, y la Teoría de los
Bloques Semánticos –que define las expresiones de la lengua por su inserción en los encadenamientos argumentativos que las contienen o que las parafrasean– nos ayudará a reconocerla. Los falsos participios de los verbos dinámicos atélicos se acercan en su sentido a las nominalizaciones en –ada (Lang, 1992; Resnik, 2008) del verbo de origen, mientras que los falsos participios de los verbos télicos se alejan en su sentido del verbo del que derivan.
Para comprobarlo, haremos una descripción de los atélicos y de los télicos, luego analizaremos la categoría participio y finalmente consideraremos casos de falsos participios dinámicos en un corpus de 103 ponencias de lingüística. Demostraremos que los falsos participios de verbos atélicos son descriptos por encadenamientos argumentativos que contienen el verbo origen a la izquierda, mientras los falsos participios de los verbos télicos son descriptos por
encadenamientos argumentativos que contienen al verbo origen a la derecha.