La crítica macedoniana: desafío y riesgo

Bueno, Mónica
General

La crítica ha reconocido, a partir de los años sesenta, la singularidad de la figura de Macedonio Fernández. En todo caso, las lecturas literarias han tenido un vórtice en su novela buena Museo de la Novela de la Eterna y las interpretaciones filosóficas han girado alrededor de No toda es vigilia la de los ojos abiertos. Nos interesa mostrar el reocorrido de esas lecturas y las particularidades del desafío que esos textos presentan para estos lectores empecinados. Tal vez, en el campo así reseñado podamos encontrar estigmas comunes que conjugan cierta mirada y cierta exigencia que la literatura de este autor demanda. Sin pretender agotar el análisis de la bibliografía, nos parece que, con facilidad, se reconocen tres discursos que ejercen cierta impronta fundacional. Me refiero a los textos de Ana María Barrenechea, Noé Jitrik, y César Fernández Moreno. El riesgo que reconocemos en estas lecturas no solo se continúa en sus propios trabajos sino que imprimen su sello en la crítica posterior.