Michel Vinaver, una poética teatral posmoderna

Blarduni, Estela
General

Michel Vinaver (1927) se inicia literariamente con dos novelas: Lautaume (1950) y El objetor (1951), publicadas por Gallimard a instancias de Albert Camus. Su primera pieza teatral, Los coreanos, aparece en 1955, prologada por Roland Barthes quien exalta la belleza de una obra con una visión de la realidad novedosa para el teatro francés, ya que sin ser teatro de tesis, y eludiendo intencionalmente el realismo, puede considerarse teatro político “si la política consiste en encontrar vínculos reales entre los hombres, expurgados de toda ´decoración´ psicológica” (2002: 210). Estrenada al año siguiente por Robert Planchon, la pieza inició una serie de puestas de famosos directores como Gilles Chavassieux, Antoine Vitez, Alain Françon, Christian Schiaretti y Roberto Cantarella, quienes dirigieron producciones posteriores de Vinaver.